Seleccionar página

Valencia es una ciudad ideal para disfrutar de tiempo de ocio. Nuestro buen clima, nuestra estupenda gastronomía y la gran calidad de la hostelería valenciana son la causa de la gran afluencia de consumidores que visitan nuestros locales, terrazas, pubs y discotecas. Todos, ya sean autóctonos o foráneos, quieren pasar un buen rato en Valencia. No obstante, debemos tener en cuenta el lugar en el que estamos, así como los horarios. ¿Es posible disfrutar de un ocio responsable? La respuesta es un sí rotundo. Con empatía y respeto, la diversión y el descanso son compatibles. La vía pública es de todos, pero cuando empleamos nuestro tiempo de ocio debemos recordar y por supuesto respetar la calidad de vida del resto.  Por eso, a continuación te damos unos pequeños consejos para pasarlo bien sin perturbar el descanso de los vecinos y en general, de los demás:

-¡Con la música a otra parte!: Que sí, que eres un crack cantando ese hit del verano. Lo sabes tú y lo saben tus amigos. Pero, ¿hace falta que lo sepa todo el barrio? A veces no recordamos que los vecinos podrían ser testigos de nuestra esporádica vena artística. Pero la vía pública no es un escenario, como así lo refleja la ordenanza contra el ruido, que además prohíbe el empleo de dispositivos sonoros con fines propagandísticos, de reclamo, de aviso o distracción en espacios públicos, siempre que sus condiciones de funcionamiento produzcan molestias.  ¡Controla los horarios, no des el cante!

-Tu ruido afecta a todos: Puede que te apetezca disfrutar de una buena cena en tu casa con amigos. Una reunión que, de forma planeada o no, se convierte en una pequeña fiesta. Si eso pasa, debes controlar el volumen de las reuniones en tu domicilio. De hecho, la propia ordenanza contra el ruido contempla el concepto de “actividad vecinal tolerable”. Estas actividades deben estar principalmente controladas en el horario comprendido entre las 22.00  y las 8.00 horas de domingo a jueves y en viernes, sábado y vísperas de festivos de 22.00 a 9.30 horas. A veces no somos conscientes del elevado volumen de nuestra voz mientras mantenemos una conversación.  Como bien sabes, tus vecinos podrían estar durmiendo, descansando o estudiando. Para hacer todo esto se necesita una única cosa: silencio.  ¡Sé respetuoso! Tu casa no puede convertirse en una pista de baile ocasional.

-Terrazas con encanto: Con la llegada del buen tiempo prolifera la instalación de terrazas, aunque, afortunadamente, en Valencia podemos disfrutar de ellas casi durante todo el año. Aunque este es todo un motivo de diversión, puede suponer a la vez un serio problema para los vecinos. Además, la ley antitabaco provoca la acumulación de gente en los portales de estos negocios, casi siempre en un horario que prioriza el descanso. Las molestias del denominado “ruido ambiental” son responsabilidad de todos.

¿Se os ocurre algún consejo más? Esperamos vuestros comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This