Seleccionar página

Llega el Verano y con él las terrazas repletas de gente a cualquier hora del día: desde el desayuno hasta la cena y, por supuesto, el tardeo que se alarga para disfrutar de la fresca. Como consecuencia de las ganas de vivir el verano se pierde ese silencio, esa tranquilidad de un invierno sin ruido. Una alegría que a veces se vuelve contaminación acústica de la que todos queremos huir cuando la sufrimos desde nuestras viviendas.

Es cierto que durante esta época del año el mejor plan de todos es salir a tomar el aire acompañándolo de las típicas cañas, tapas o cenas con música de fondo, pero, ¿no deberíamos pensar también en los vecinos que viven en los alrededores y en las molestias que les causamos?

Es difícil empatizar cuando queremos disfrutar a tope de nuestro tiempo libre. ¿Y si nos ponemos en su situación por un momento? Vamos a imaginar que estamos intentando pasar un rato tranquilo en casa leyendo, queremos dormir, tenemos que estudiar para un examen final o estamos enfermos con ganas de descansar, ¡y no podemos porque la gente fuera está riendo, cantando y molestando sin preocuparse por lo que hay a su alrededor!

Por todas estas razones, debemos empezar a concienciarnos de que nuestros actos tienen consecuencias en los demás. Algo tan simple como reírnos alborotadamente de un chiste mientras tomamos un refresco en una terraza puede no tener tanta gracia para otros. ¿Cómo respetar la vida del prójimo y disfrutar de nuestro ocio de una forma más inclusiva? Fundamentalmente con sentido común y poniendo en práctica unas pequeñas recomendaciones que aquí os dejamos. Recordemos, las noches de verano son de todos.

  • ¡Cuidado con levantar la voz! Generamos efecto cadena. Es mejor bajar el tono de nuestra conversación. ¿Por qué nos empeñamos en que los de la mesa de al lado se enteren de nuestra última pelea en el trabajo con el compañero de turno, o de dónde tenemos pensado pasar las vacaciones? Encima si somos más de cuatro personas las conversaciones cruzadas y otros ruidos del ambiente no nos dejarán enterarnos de esa anécdota tan graciosa.
  • Identificar al llegar las causas de ruido. Cuando estamos en una terraza es importante que identifiquemos bien las circunstancias que nos pueden hacer provocar más ruido de la cuenta. Si somos muchas personas sentadas, si acudimos con varios niños, si llevamos algún animal que se pueda perturbar, si el local está rodeado de viviendas… Adaptémonos a las circunstancias pensando en generar las menores molestias posibles.
  • Tener en cuenta la normativa de ruido y horarios de los locales. Respetemos los horarios, no hay que enfadarse si no nos quieren servir la última porque es la hora de cerrar y retirar la terraza. Otro día más, o tal vez podamos ir a un lugar donde continuar la noche respetando la normativa. Además, es importante que intentemos no permanecer en las zonas no estipuladas.
  • Evitemos generar más ruido de la cuenta. Como por ejemplo poner nuestro playlist favorito con el móvil o algún aparato reproductor, cantar a gritos “Lo Malo” de Aitana y Ana Guerra o enseñarles a nuestros amigos cómo hemos aprovechado nuestras clases de guitarra a distancia durante el invierno.
  • Bajar la voz si nos lo sugiere el propietario, los camareros o el resto de clientes. Esto es importante, porque mejor que los responsables del local nadie conoce las limitaciones acústicas del mismo y las molestias que genera. Respetemos su trabajo y hagamos caso a sus recomendaciones.
  • Seamos respetuosos y educados. Evitemos llamar al camarero a gritos para pedir otra ronda. Hay formas de hacerse entender y comunicarse. Además de subir la voz, es más considerado con los camareros levantar la mano y asegurarnos que nos están mirando cuando necesitemos algo. Intentemos también contenernos en este sentido cuando nos encontremos tres mesas más allá con un buen amigo de la infancia que hace años que no vemos-

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies