Seleccionar página

Viajar es siempre una buena idea. Conocer otras culturas, otras zonas, ampliar horizontes… ¿a quién no le apetece? No obstante, muchas veces viajamos también para desconectar, para encontrar instantes de tranquilidad y alejarnos del bullicio que nos acompaña día a día: el tráfico, la melodía del móvil, el camión de la basura, una moto que acelera a deshoras…. Hay lugares en el planeta en los que el silencio es casi una obligación. Por suerte, todavía quedan zonas en las que disfrutar del relax más absoluto. Si te estás planteando viajar a un sitio así, a continuación te facilitamos una pequeña lista de los lugares del mundo más bellos, a la vez que silenciosos:

-La isla de Yap: Esta joya del planeta es una de las islas de las Carolinas del océano Pacífico occidental. Concretamente, es el estado más al oeste de los Estados Federados de Micronesia. Su estructura está formada por cuatro islas continentales muy próximas, unidas en un arrecife de coral formado en la Placa Euroasiática. Su terreno, formado en esencia por colinas ondulantes, está totalmente repleto de vegetación. Las arenas blancas de sus playas, frente al agua totalmente transparente que la rodea la convierten en uno de los paraísos naturales del planeta. Lo que la hace todavía más apetecible es su cultura. Y es que los 6.000 habitantes de Yap mantienen una cultura que apuesta por la tranquilidad como modelo de vida. Un antiguo proverbio de la isla dice: “Si susurras, la gente forzará sus oídos para escucharte, si gritas los cerrará molesta. Siendo humilde y modesto te tratan de mejor manera”. Sin ninguna duda, Yap es una de las islas más intrigantes del mundo, pues sus habitantes han sabido preservar una cultura con siglos de antigüedad. Un lugar bello a la par que tranquilo, en el que el silencio es venerado y respetado, casi como una obligación.

-Gran cañón del Colorado: esta conocida maravilla está formada por una tremenda garganta natural excavada por el río Colorado, en el norte de Arizona (Estados Unidos). Declarado Patrimonio de la Humanidad en 1979, cuenta con unos 446 km de longitud y con cordilleras de entre seis y 29 kilómetros de anchura.  El Gran Cañón se caracteriza por su profundidad, que en algunas zonas alcanza los 1600 metros. La leyenda cuenta que el sonido que producen sus rocas es más suave que la respiración humana. Todo un milagro que nos descubre los 2.000 millones de años de historia de la Tierra, expuestos capa tras capa. Su majestuosidad se realza con el silencio que allí reina, solo perturbado por la presencia de los turistas que contemplan, atónitos, este fenómeno natural.

-El desierto de Kalahari: Con más de 900.000 km cuadrados de extensión, este desierto atraviesa tres países del sur africano: Botsuana, Namibia y Sudáfrica. Aunque está pobremente poblado por tribus nómadas, su enorme longitud lo convierte en uno de los paraísos del silencio en nuestro planeta. Su ambiente árido le resta importancia turística, aunque en el desierto del Kalahari se encuentra una fauna muy característica. Los leones, antílopes y jirafas son sus especies más reconocibles. Si estás pensando en hacer una escapada a Kalahari, deberás tener en cuenta el peligro que corres al intentar atravesar este paraje alejado de la civilización. Y es que su nombre significa “gran sed”, en tswano. El primer explorador extranjero que lo consiguió fue David Livingstone, en 1849. Si eres un aventurero empedernido y te atreves a descubrir un lugar salvaje, pero silencioso, Kalahari es una opción a tener en cuenta.

¿Y tu qué zonas añadirías? ¿Cual sería ese paraje en el que te encantaría “perderte” y respirar tranquilidad?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies