Seleccionar página
  • Se encuentra entre los cuatro factores medioambientales con mayor impacto en la salud.

El 24 de abril celebramos el Día Internacional de la Concienciación sobre el Ruido que busca promover el cuidado acústico para conservar el medio ambiente, mejorar la audición de las personas y evitar molestias típicas del ruido concienciando a la población sobre ello mediante diferentes actividades.

El ruido se encuentra entre los cuatro factores medioambientales con un impacto más grave para nuestra salud. Las fuentes de ruido son muchas en nuestro día a día, por ejemplo, el tráfico es la principal en los ambientes urbanos, alrededor del 40% de la población está expuesta a niveles de ruido por culpa del tráfico superiores a los 55 decibelios.

Esta jornada de concienciación se celebró por primera vez el 24 de abril de 1996, como parte de una conferencia local organizada por la “Liga de Personas con Problemas Auditivos” de la ciudad de Nueva York, es parte de las actividades de un programa internacional en el que participan ciudades de EE. UU, Canadá, Europa y Asia, con el fin de concienciar a los ciudadanos de los peligros del ruido y las formas de reducirlo en el ambiente.

En España se conmemora desde hace 15 años, por iniciativa de la Sociedad Española de Acústica. Es esencial que la sociedad esté informada sobre los perjuicios que puede ocasionar el ruido en su salud. La contaminación acústica es un fenómeno que va en aumento y es un problema importante, sobre todo en las ciudades con alto nivel de industrialización o dénsamente pobladas. La causa principal es la actividad humana: el transporte, la industria, construcción, obras públicas… Por ello debemos ser conscientes y poner de nuestra parte para que el ruido no sea un problema en nuestras vidas.  Para poder combatirlo, sin duda, una de las soluciones es educar en un comportamiento acústicamente saludable, enseñando a controlar los ruidos sobre todo en público, ya que podemos molestar a los que nos rodean. La lucha contra el ruido es una acción individual y colectiva, el ruido no lo hacen solo los demás, sino que lo hacemos todos.

La lucha contra el ruido necesita, por tanto, de la concienciación y colaboración ciudadanas, así como de una implicación decidida y eficaz de todos. Iniciativas como la de hoy contribuyen a visibilizar este problema y son un pasito para corregirlo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This